¿Cuáles son los mitos sobre los ojos más populares?

Antes de confiar en algún comentario relacionado con la vista y sus fallas, debes asistir a la consulta oftalmológica, pero ¿por qué te decimos esto? En algún momento de nuestras vidas todos escuchamos afirmaciones que al final resultan ser solamente mitos sobre los ojos

Estos cuentos abarcan tópicos desde el hábito de ver la televisión hasta lo saludable de la alimentación, por esta razón en la Clínica de Ojos D’ Opeluce hemos preparado una lista para determinar su falsedad o veracidad. 

Algunos cuentos populares sobre los ojos

Se dice que el sentido de la vista es el más importante porque el 80% de la información que recibimos entra a través de los ojos. Alrededor de esta parte de la anatomía humana se han creado varios mitos y hemos seleccionado 12 de ellos para contarte cuales son ciertos y cuales no.

1. Comer zanahorias mejora tu visión

mitos sobre los ojos: comer zanahorias

Las zanahorias tienen un alto contenido de vitamina A, un nutriente esencial para una buena visión. Comer zanahorias te proporcionará la cantidad de vitamina A necesaria para tener una vista sana, así que esta afirmación no es un mito. Recuerda que la vitamina A también se encuentra en la leche, el queso, la yema de huevo y el hígado.

2. Sentarse demasiado cerca del televisor daña los ojos

Esta afirmación es un mito. Sentarse más cerca de lo necesario del televisor puede ocasionar dolor de cabeza, pero no afecta la visión directamente. Sin embargo, las pantallas emiten luz azul y esta iluminación ocasiona fatiga ocular e incrementa el riesgo de degeneración macular.

Entonces, te debes cuidar de la luz azul presente en todo tipo de pantallas: televisores, celulares, computadoras y tabletas, ¿cómo? Disminuye el brillo de las pantallas y sigue la regla 20-20-20: aparta la vista de la pantalla cada 20 minutos y céntrala en un objeto que se encuentre a 20 pies (unos seis metros) durante 20 segundos.

3. Leer en la oscuridad debilita la vista

Al igual que el caso anterior, es una afirmación popular pero falsa. Puedes sufrir de dolor de cabeza o cansancio en los ojos por leer en la oscuridad, pero no daña tu vista. La falta de iluminación al leer dificulta la identificación de las palabras sobre la página. Esto hace que la lectura resulte extenuante, pero no afecta o debilita los ojos.

Por lo tanto, es conveniente leer con la iluminación adecuada, para tener mayor contraste y poder leer con comodidad, logrando así evitar o disminuir las molestias.

4. Usar anteojos o lentes de contacto perjudica la vista y los ojos eventualmente se vuelven dependientes de ellos

Tus ojos no se perjudican por el uso de lentes correctivos. La fórmula puede cambiar con el tiempo debido al envejecimiento o a la presencia de enfermedades, pero no es debido a la prescripción que utilizas.

5. Los niños que nacen con estrabismo deben tratarse

tratar el estrabismo en los niños no es un mito

Los niños no son capaces de superar el estrabismo por sí solos, pero con ayuda, se puede corregir la afección y si se hace a una edad temprana es mucho más fácil el tratamiento. Por eso es importante llevar al menor a la consulta de oftalmología pediátrica para que el especialista pueda realizarse las evaluaciones pertinentes, primero cuando es un bebé y luego a los dos años de edad.

6. No hay nada que puedas hacer para prevenir la pérdida de la visión

Ante los primeros signos de pérdida de la visión, como visión borrosa o destellos de luz, debes consultar a tu médico. Si las enfermedades de los ojos más comunes se detectan temprano, dependiendo de la causa, existen tratamientos que pueden corregirlas, detenerlas o retardar la pérdida de la visión.

7. El uso de iluminación nocturna en la habitación de los niños contribuye al desarrollo de miopía

Antes se pensaba que el uso de luces de noche en los dormitorios de los pequeños contribuía a la miopía, sin embargo, no existen pruebas para apoyar esta afirmación. Mantener la luz de noche encendida en la habitación de tu bebé puede ayudarlo a aprender a concentrarse y a desarrollar importantes habilidades de coordinación ocular cuando está despierto.

8. Mirar directamente al sol daña los ojos

Observar directamente al sol no solo causa dolor de cabeza y distorsiona la visión temporalmente, sino que también puede causar daño ocular permanente. Cualquier exposición a la luz solar aumenta los efectos acumulativos de la radiación ultravioleta en los ojos. 

La exposición a los rayos UV se ha relacionado con trastornos oculares como la degeneración macular, la retinitis solar y las distrofias corneales. 

9. El uso de edulcorantes artificiales hace que los ojos sean más sensibles a la luz

Si utilizas edulcorantes artificiales, como los ciclamatos, tus ojos pueden desarrollar una mayor sensibilidad a la luz. Existen otros factores que también tienen este efecto en ellos, por ejemplo: antibióticos, anticonceptivos orales, medicamentos para la hipertensión, diuréticos y antidiabéticos.

10. Estornudar con los ojos abiertos

Cerrar los ojos es un reflejo natural cuando se estornuda, aunque nadie sabe por qué. Pero ¡algunas personas pueden estornudar con los ojos abiertos! Y no te preocupes si este es tu caso: no hay peligro de que se te salgan los ojos.

11. Usar los lentes de otra persona te hace daño

Usar los lentes de otra persona te hace daño: mito

Adelante, puedes probarte todas las gafas que quieras: tus ojos no se verán afectados. Pero tus familiares y amigos podrían considerar que es un hábito molesto. Si tienes una visión perfecta, trata de evitar el uso de anteojos con prescripciones fuertes durante períodos prolongados, ya que podrían provocarte dolor de cabeza.

12. Ejercicios oculares

Contrariamente a lo que muchas personas piensan, los ejercicios oculares no pueden mejorar la visión, aunque el entrenamiento visual puede ayudar a combatir los problemas musculares del ojo. Sin embargo, ninguna cantidad de ejercicios oculares puede reparar la miopía o la hipermetropía.

Si deseas mayor información sobre nuestras consultas, cirugías oculares o los servicios que ofrecemos, comunícate a través de nuestro formulario de contacto.

You may also like...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *