6 ejercicios oculares para combatir el astigmatismo

El astigmatismo es un trastorno focal que se produce debido a los cambios en la superficie de la córnea o la lente, lo que causa desenfoque y distorsión en la percepción. Afortunadamente, se pueden realizar ejercicios oculares para combatir el astigmatismo. En breve, la Clínica de Ojos D’Opeluce, uno de los mejores centros oftalmológicos en Lima, te enseña cuáles son.

¿Qué causa el astigmatismo?

El astigmatismo es un defecto ocular muy común que afecta la visión. Los músculos alrededor de los ojos resultan afectados y causan presión indebida en la córnea. Esta presión produce que la córnea pierda su forma, lo que a su vez causa visión borrosa. Otros síntomas incluyen vista cansada, irritación ocular y dolores de cabeza. 

El astigmatismo puede estar presente desde el nacimiento o puede desarrollarse después de una lesión, condiciones congénitas o cirugía de ojos. La condición puede ser muy molesta, ya que hace que una tarea tan simple como leer un libro resulte complicada. Sin embargo, existen maneras naturales de tratar el astigmatismo y una de ellas son los ejercicios oculares.

Beneficios

Aunque no lo creas, los ejercicios oculares pueden tratar el astigmatismo. Al igual que los otros músculos en tu cuerpo, los músculos de nuestro ojo trabajan bajo una lógica simple. Debes usarlos, de lo contrario, los pierdes. 

Por ende, es esencial mantener los músculos de tus ojos activos durante el día. Si solo miras directamente a la computadora o el camino cuando conduces, no ejercitas los músculos al máximo. De igual manera, los ejercicios oculares son indispensables. A continuación, te mostramos los beneficios de los ejercicios oculares:

  • Ayudan a reducir la presión
  • Fortalecen los ojos y relajan los músculos oculares
  • Mejoran la visión con el tiempo o en tan solo 1 o 4 semanas.

Ejercicios oculares

Ahora, te mostramos algunos ejercicios oculares caseros para tratar el astigmatismo.

1. Relajación del músculo recto

Beneficio: este ejercicio relaja los músculos rectos. 

Para realizarlo, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Coloca tu dedo pulgar sobre tu nariz.
  2. Mueve tu dedo pulgar en sentido del reloj. Primero, da una vuelta completa y déjalo ahí por 2 o 3 segundos.
  3. Regresa tu pulgar a la posición original (por encima de la nariz). Ahora, muévelo a la posición de la 1 del reloj, luego, de las 3, 5, 6, 7, 9, 11 y de nuevo a las 12. Realiza este ejercicio 2 o 4 veces al día.
  4. No olvides respirar mientras mueves el pulgar desde el centro hacia afuera.
  5. Exhala lentamente para relajar tus músculos.

2. Masaje ocular

Beneficio: este ejercicio restaura la forma de la córnea.

Para realizarlo, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Cierra tus ojos y, luego, coloca dos dedos en cada uno de tus párpados.
  2. Al presionar de forma ligera, mueve tus dedos suavemente de forma circular desde la parte de arriba hasta abajo y desde la derecha hacia la izquierda. 
  3. Mueve tus dedos en sentido del reloj, así como en sentido antihorario.
  4. Repite este procedimiento 10 o 15 veces, 2 o 4 veces al día.

3. Lectura

Beneficio: este ejercicio ayuda a liberar la tensión y presión causada por el astigmatismo.

Para realizarlo, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Saca un libro.
  2. Coloca un objeto a un lado. Luego de leer un párrafo del libro, céntrate en el objeto de al lado.
  3. Continúa haciendo esto hasta que tus ojos empiecen a sentirse cansados, repetir de 2 a 4 veces al día.

4. Pausas en la visión

Beneficio: este ejercicio alivia la presión ocular y la tensión.

Para realizarlo, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Toma un descanso y deja de escribir, leer o mirar fijamente la computadora.
  2. Enfócate en otros objetos a la distancia por lo menos 20 segundos.
  3. Repite este ejercicio cuantas veces puedas durante el día.

5. Inclinación de la cabeza

Beneficio: este ejercicio ayuda a que los músculos extraoculares regulen la fuerza que ejercen sobre el globo ocular.

Para realizarlo, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Mírate en el espejo para saber si inclinas tu cabeza a un lado.
  2. Intenta inclinar tu cabeza todos los días en la dirección opuesta.

6. Yoga para los ojos

Beneficio: este ejercicio refuerza los músculos del ojo, agudiza el enfoque y mejora la visión.

Para realizarlo, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Mantén tu postura recta. Párate, siéntate en la silla o en el piso.
  2. Cierra tus ojos, respira mientras te concentras en tus ojos.
  3. Empieza a mover tus ojos lentamente de lado a lado.
  4. Repite este ejercicio varias veces al día.

Cada uno de estos ejercicios tiene el objetivo de mejorar la tensión y la presión ejercida sobre los músculos del ojo. Realizarlos todos los días reducirá los síntomas y, con el tiempo, tratará el astigmatismo. Asegúrate de consultar con tu especialista de ojos para saber si estos ejercicios te servirán. ¡Ahora, ya sabes cómo cuidar tus ojos!

Si deseas mayor información sobre una consulta oftalmológica con nosotros o los servicios o lentes que ofrecemos, comunícate a través de nuestro formulario de contacto.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *