Causas de la miopía: ¿su hijo está en riesgo?

opeluce causas miopia hijo en riesgo

Los padres, especialmente aquellos que son miopes y que usaron anteojos durante su niñez, por lo general, les preocupa las causas de miopía en niños. Si este es tu caso, no te preocupes. La Clínica de Ojos D’Opeluce, uno de los mejores centros oftalmológicos en Lima, te brinda toda la información que necesitas saber para cuidar la salud visual de tu hijo.

La miopía es el error de refracción más frecuente en nuestra población. Se trata fácilmente con anteojos o lentes de contacto (y con LASIK y otras cirugías, una vez que tu hijo se convierta en un jóven adulto). Asimismo, no es estrictamente hereditario.

La miopía no suele afectar el rendimiento académico de un niño ni lo detiene de ninguna manera. De hecho, hay evidencia de que los niños cortos de vista que utilizan gafas tienden a rendir mejor en el colegio que sus compañeros con visión normal, hipermetropía o astigmatismo.

¿Qué causa la miopía en niños?

Aunque no se sabe la causa exacta de por qué algunos niños se vuelven miopes y otros no, parece que la herencia es un factor, pero no el único. Dicho de otro modo, si ambos padres son cortos de vista, existe un mayor riesgo de que sus hijos también lo sean. Sin embargo, no se puede predecir si una persona se volverá miope con solo estudiar su genealogía. 

Algunos investigadores creen que leer mucho de manera excesiva con la vista cansada o sostener un libro o pantalla digital demasiado cerca a los ojos durante periodos prolongados puede aumentar el riesgo de miopía en los niños. 

Hoy en día, los especialistas están investigando nuevos diseños de lentes para ver si pueden desarrollar gafas o lentes de contacto que puedan detener o desacelerar la progresión de miopía en los más pequeños.  

¿Cómo reducir el riesgo de que tu niño desarrolle miopía?

causas miopia hijo en riesgo reducir riesgo

Esto puede sonar fácil, pero quizás una de las mejores cosas que le puedes decir a tu hijo para reducir el riesgo de desarrollar miopía es: «¡ve a jugar afuera!». Un gran número de estudios recientes señala que pasar más tiempo al aire libre puede ayudar a reducir la progresión de miopía en los niños.

Factores de riesgo

Si bien la miopía podría ser hereditaria, esta también se puede desarrollar, debido a la contaminación en el medio ambiente y al estrés en los ojos. Pasar largas horas leyendo, trabajando en espacios cerrados o frente a una computadora son ejemplos de actividades que estresan el ojo y pueden causar la miopía. 

Por el contrario, pasar dos horas al día al aire libre evita que esta empeore. A continuación, te mostramos una lista de factores de riesgo de progresión de miopía:

  • actividades donde se fuerza la visión de cerca
  • alto nivel de educación
  • bajo nivel de actividad física
  • dieta
  • televisión
  • juegos de computadora
  • dispositivos electrónicos
  • género femenino
  • niveles bajos de iluminación
  • padres miopes
  • diagnóstico a edad temprana
  • coeficiente intelectual elevado

La miopía y la luz natural

causas miopia hijo en riesgo miopia luz natural

¿Por qué es tan importante que los niños pasen tiempo al aire libre? Tiene que ver con la exposición a la luz natural. La luz eléctrica siempre será menos brillante que la luz exterior. La luz natural del sol es más brillante que la habitación más iluminada, incluso en los días más nublados. Los focos no pueden competir contra la madre naturaleza.

En el invierno, es posible que los niños estén menos dispuestos a jugar afuera. También, es cierto que durante los meses más helados, los días son más cortos. Esta podría ser una razón por la que más niños se vuelven miopes en invierno que en verano. En esta época, hay menos exposición a la luz natural.

La luz del sol no solo ayuda a proteger tu vista y a prevenir la miopía, pasar tiempo al aire libre implica estar en amplios espacios abiertos. Esto significa que el ojo tiene más espacio para enfocar de lejos. Eso es más beneficioso para la visión que estar en un ambiente cerrado donde se fuerza la vista para enfocarse en distancias más cortas.

Los niños que corren riesgo de desarrollar miopía deberían intentar pasar 14 horas a la semana (2 horas al día) en el exterior. Y, por supuesto, si pueden pasar más tiempo fuera de lugares cerrados, ¡definitivamente deberían hacerlo!

Algunas actividades al aire libre que pueden realizar los niños para reducir el riesgo de miopía son:

  • pasear al perro de la familia
  • caminar por los parques
  • montar bicicleta
  • practicar algún deporte (basket, tennis, futbol, etc.)

¿Crees que tu hijo pueda estar en riesgo de volverse miope? Saca una cita en oftalmología pediátrica con un oftalmólogo para que le realicen los exámenes de la vista pertinentes. Tratar la miopía a tiempo es la mejor manera de mantener su vista saludable. 

Si deseas mayor información sobre una consulta oftalmológica con nosotros o los servicios que ofrecemos, comunícate a través de nuestro formulario de contacto.

You may also like...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *