Descubre qué es y cómo tratar la presbicia

Si tienes más de 40, quizás, sientas que necesitas un par de brazos más largos para leer el menú o el peridódico claramente. Si ese es tu caso, bienvenido al mundo de la presbicia. Pero, ¿qué es la presbicia y cómo se trata? No te preocupes, antes de reservar una cita oftalmológica, te contamos los tratamientos disponibles para cuidar la salud de tus ojos.

¿Qué es?

La presbicia es la pérdida natural de la capacidad de ver con claridad los objetos cercanos, relacionada con la edad. La mayoría de personas empieza a notar los efectos de esta condición después de los 40 años, cuando comienzan a tener dificultad para ver las letras pequeñas de forma clara, incluyendo los mensajes de texto en su teléfono. 

No puedes escaparte de la presbicia aunque nunca hayas tenido un problema de visión. Incluso, las personas que son miopes notarán que su visión cercana se nubla cuando usan sus anteojos o lentes de contacto comunes para corregir la visión a distancia.

Los investigadores estiman que cerca de 2 mil millones de personas alrededor del mundo tienen presbicia. Aunque esta se presenta como un cambio normal en nuestros ojos con el paso de los años, suele ser un suceso emocional y significativo porque es un signo de envejecimiento que es imposible ignorar y difícil de ocultar.

En algunas partes del mundo donde las personas no reciben atención oftalmológica, la presbicia es mucho más que un inconveniente. Es la causa principal de deterioro de la visión que reduce la calidad de vida y productividad de las personas.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuando presentas esta condición, tienes que agarrar tu celular y materiales de lectura (como libros, revistas, menús, etiquetas, etc.) más lejos de tus ojos para verlos con claridad. Desafortunadamente, cuando mueves las cosas más lejos de tus ojos se vuelven más pequeñas, por lo que esta es solo una solución temporal y parcialmente exitosa de la presbicia.

Si aún puedes ver muy bien los objetos cercanos, la presbicia puede causar dolores de cabeza y fatiga ocular que hacen que la lectura y otras tareas donde se requiere la visión cercana sean menos cómodas y más agotadoras.

¿Cuáles son las causas?

La presbicia es un proceso relacionado con la edad. Es un engrosamiento gradual y pérdida de la flexibilidad de la lente natural dentro del ojo. Estos cambios relacionados con la edad suceden dentro de las proteínas en la lente, haciendo que esta sea menos dura y elástica con el tiempo. 

Los cambios relacionados con la edad también tienen lugar en las fibras musculares alrededor de los lentes. Con menos elasticidad, dificulta que los ojos se enfoquen objetos cercanos.

¿Cómo se trata?

La presbicia se puede tratar con anteojos (incluyendo gafas de lectura), lentes de contacto y cirugía para corregir la visión.

Anteojos

Los anteojos con lentes progresivas son la solución más popular para la presbicia para la mayoría de personas de más de 40 años. Estos lentes multifocales restablecen la visión cercana y ofrecen una visión excelente a cualquier distancia.

Otra opción de tratamiento para la presbicia son los anteojos con lentes bifocales, pero estos ofrecen un rango de visión más limitado para muchas personas con presbicia. También, es común que las personas con esta condición noten que se están volviendo más sensibles a la luz y al resplandor, debido a los cambios por el envejecimiento en sus ojos. 

Las lentes fotocromáticas, las cuales se oscurecen automáticamente con la luz del sol, son una buena opción por este motivo. Las gafas de lectura son otra opción. A diferencia de los lentes bifocales y progresivos que la mayoría de personas usan todo el día, las gafas de lecturas se utilizan solo cuando se necesita ver objetos cercanos y letras pequeñas de manera más clara.

Lentes de contacto

Las personas con presbicia, también, pueden optar por los lentes de contacto multifocales, disponibles en gas permeable o con lentes blandas. Otro tipo de corrección de lentes de contacto para la presbicia es la monovisión, en donde un ojo lleva una prescripción a distancia y el otro una para la visión de cerca. 

De esta manera, el cerebro aprende a favorecer un ojo o el otro para realizar diferentes actividades. Si tu oftalmólogo te aconseja optar por esta opción, debes tener en cuenta qué lentes de contacto debes usar y cuál se adapta mejor a tus necesidades.

Cirugía de presbicia

Si no quieres usar anteojos o lentes de contacto, una serie de opciones quirúrgicas se encuentran disponibles. Desde la cirugía refractiva denominada presbilasik, hasta la cirugía facorefractiva que consiste en la colocación de un lente intraocular monofocal.

El primer paso para saber si eres un buen candidato para la cirugía de presbicia es realizarte un examen oftalmológico completo y sacar una consulta con un cirujano refractivo que se especializa en la corrección quirúrgica de la presbicia

Ahora, ya sabes qué es, cuáles son los síntomas, las causas y cómo se trata la presbicia. Si sospechas que tienes esta condición porque presentas los síntomas descritos, te recomendamos sacar una consulta oftalmológica de inmediato para que el especialista de los ojos te haga los exámenes pertinentes.

Si deseas mayor información sobre una consulta oftalmológica con nosotros o los servicios o lentes que ofrecemos, comunícate a través de nuestro formulario de contacto.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *