Todo lo que debes saber sobre el queratocono

¿Sabías que un 15% de los pacientes con queratocono heredaron esta condición? ¿o que casi el 80% de los pacientes diagnosticados son menores de 30 años? Probablemente no. Pero, ¿qué es el queratocono? ¿cuáles son las causas? ¿cómo se cura? A continuación, la Clínica de Ojos D’Opeluce, uno de los mejores centros oftalmológicos en Lima, te lo cuenta.

¿Qué es?

Nosotros vemos a través de la córnea, la parte transparente de la cara anterior del ojo. Por lo general, la córnea tiene forma de cúpula, como una pelota. Sin embargo, a veces, su estructura no es lo suficientemente fuerte para sostenerla, lo que ocasiona que esta sobresalga hacia afuera como un cono. Esta condición recibe el nombre de queratocono.

¿Cuáles son las causas?

Las pequeñas fibras de proteína en el ojo llamadas colágeno ayudan a sostener la córnea en su lugar y evitan que sobresalga. Cuando estas fibras se debilitan, no pueden mantener la forma y la córnea progresivamente obtiene una forma cónica.

El queratocono se debe a una disminución de los antioxidantes protectores en la córnea. Por lo general, los antioxidantes se deshacen de ellos y protegen las fibras de colágeno. Si los niveles de antioxidantes son bajos, el colágeno se debilita y la córnea sobresale.

Por lo general, el queratocono no es genético, pero a veces es hereditario. Si la padeces y tienes hijos, es recomendable que les programes exámenes visuales de forma periódica. La condición progresa más rápido en personas con ciertos problemas médicos, incluyendo ciertas afecciones alérgicas. Podría estar relacionado con el frotamiento de los ojos de forma crónica.

El queratocono, suele empezar en la adolescencia. Sin embargo, puede comenzar en la niñez o en personas de hasta 30 años. Es posible que a los 40 años o más la desarrollen, pero es menos común. Los cambios en la forma de la córnea pueden suceder rápidamente o a través de los años. Ocasionan visión borrosa, resplandores y halos en la noche.

Los cambios pueden parar en cualquier momento o pueden continuar por años. No hay manera de predecir cómo progresará. En la mayoría de personas que tienen queratocono, ambos ojos resultan afectados, aunque no siempre en el mismo grado. Por lo general, comienza a desarrollarse en un ojo y luego en el otro.

Si una persona tiene queratocono severo, las fibras de colágeno extendidas pueden dar como resultado graves cicatrices. Si la parte posterior de la córnea lagrimea, puede inflamarse y tardar varios meses para que la inflamación desaparezca. Esto, a menudo, causa una gran cicatriz corneal.

Te puede interesar: ¿Sabes en qué consiste una consulta de oftalmología pediátrica?

¿El queratocono puede dañar la visión?

Los cambios en la córnea pueden impedir que el ojo se enfoque sin anteojos o lentes de contacto. De hecho, en ocasiones, será necesario un trasplante de córnea para restaurar la visión si la condición es severa. 

La cirugía láser correctiva de la vista, LASIK, es peligrosa para las personas con queratocono porque puede debilitar aún más la córnea y hacer que la visión empeore. Cualquiera que tenga un bajo grado de queratocono no debería realizarse una cirugía LASIK. 

¿Cómo se diagnostica?

A medida que la córnea cambia de forma redonda a cónica, la superficie lisa se distorsiona. Esto recibe el nombre de astigmatismo irregular. Como la parte delantera de la córnea se expande, la visión se vuelve más miope. 

Esto quiere decir que la persona solo puede ver objetos de cerca de forma clara. Cualquier cosa que se encuentre demasiado lejos se verá borroso. Un especialista de los ojos notará los síntomas durante un examen a la vista. Es posible que menciones algunos síntomas oculares que podrían deberse al queratocono, tales como:

  • Cambio repentino de la visión en un ojo
  • Doble visión cuando ves con un solo ojo
  • Los objetos se ven distorsionados tanto de cerca como de lejos
  • La luz brillante se ve como si tuviera halos alrededor
  • Ver doble o triple
  • Incomodidad al manejar producto de una visión borrosa, sobre todo de noche

Para estar seguro de que tienes queratocono, tu doctor necesita medir la forma de la córnea. Existen muchas maneras de realizarlo. La manera más común se llama topografía corneal, en la cual se toma una foto de la córnea y se analiza en segundos. 

Los hijos de los padres con queratocono deberían someterse a una topografía corneal de forma anual a partir de los 10 años para monitorear la córnea. Aunque la topografía corneal de tu pequeño salga normal, es importante realizarse esta prueba todos los años. 

Con el tiempo, puede haber cambios sutiles que indiquen que la enfermedad ha empezado. De igual forma, con pruebas anuales, tu oftalmólogo podrá comparar los resultados para identificar cambios. 

¿Cómo se trata?

El tratamiento, por lo general, empieza con unas gafas nuevas o con la prescripción de lentes de contacto rígidos de gas permeable. Aunque en muchos casos, ya se está indicando la realización de procedimientos quirúrgicos como el cross linking corneal o la colocación de anillos intraestromales. No olvides que la evaluación y plan de tratamiento debe ser brindada por un médico oftalmólogo subespecialista en córnea.

Hasta este punto, ya conoces qué es, cuáles son las causas y el tratamiento del queratocono. Recuerda que si tú lo padeces, lo más probable es que tus hijos también, Por ende, debes realizarles chequeos médicos a su vista para poder detectarlo y tratarlo a tiempo.

Si deseas mayor información sobre una consulta oftalmológica con nosotros o los servicios o lentes que ofrecemos, comunícate a través de nuestro formulario de contacto.

You may also like...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *